Saltar al contenido

Historia del coche electrico

enero 22, 2023
Historia del coche electrico

Primer coche eléctrico 1830

El mayor fabricante estadounidense, General Motors, afirma que eliminará progresivamente los vehículos de combustibles fósiles para 2035. Noruega se ha fijado el objetivo de poner fin a las ventas de coches nuevos de gasolina y gasóleo en 2025, el Reino Unido en 2030 y Francia en 2040.

El nuevo gobierno federal ha incluido los vehículos eléctricos en su agenda. El Ministro de Industria, Chris Bowen, lo hizo en un discurso pronunciado en la Cumbre del Vehículo Eléctrico el 19 de agosto. Como ha declarado la consultora mundial McKinsey and Co, “el futuro del automóvil es eléctrico”.

Esta historia también ilustra los obstáculos a los que se enfrentan los vehículos eléctricos, y que no dejan de superar. Es una historia turbulenta, especialmente relevante para los australianos, tan apegados a la combustión interna.

Los vehículos eléctricos existen desde que se empezó a fabricar automóviles. Robert Davidson construyó el primer vehículo eléctrico práctico en Escocia en 1837: un camión de 4,9 metros propulsado por motores electromagnéticos. Esto ocurrió décadas antes de que se inventara el motor de combustión interna.

A finales del siglo XIX y principios del XX, los fabricantes de coches eléctricos compitieron mano a mano con sus rivales emergentes de combustibles fósiles. A partir de 1914, por ejemplo, la Detroit Taxicab and Transfer Company construyó y gestionó una flota de casi 100 taxis eléctricos. No era algo inusual. Un artículo del New York Times señalaba:

Quién inventó el coche eléctrico

Hoy en día parece normal considerar un Tesla Model Y o un Porsche Taycan como las vanguardias de una nueva era que enterrará para siempre la agonizante era del motor de combustión interna, pero quizá deberíamos ver las cosas de otra manera.

READ  Donde hacer llaves de coche

No porque la era de los coches con motor de combustión vaya a durar para siempre, sino porque en realidad los coches eléctricos precedieron a los de motor de pistón. De hecho, si el primer coche práctico con motor de combustión interna es el construido por Carl Benz en 1885, el primer coche eléctrico fue presentado por el ingeniero francés Gustave Trouvé cuatro años antes. Parece que asistimos al regreso de un antepasado más que al nacimiento de un infante.

Ampliamente considerado el primer coche eléctrico práctico de la historia, el vehículo fue construido por Gustave Trouvé montando un motor eléctrico en un triciclo fabricado por el ingeniero británico James Starley; el coche también estaba equipado con un paquete de baterías de plomo-ácido colocadas en una caja justo detrás del asiento del conductor.

Un monoplaza con una peculiar forma de torpedo, el Jamais Contente (Nunca Satisfecho), construido en Francia por el belga Camille Jénatzy en 1899, fue el primer coche (de todo tipo, no sólo eléctrico) que superó los 100 km/h. Fabricado en madera, acero y aleación de aluminio, con un peso total de 1.450 kg, la mitad de ellos de baterías, el coche estaba propulsado por dos motores eléctricos de 25 kW – 200 V que lo empujaban a una velocidad máxima de 106 km/h.

Primera guitarra eléctrica

Imagínese la ciudad de Nueva York en el año 1900.    En plena revolución industrial, con inventores como Thomas Edison, Henry Ford y Nicola Tesla, Estados Unidos experimentaba rápidos cambios.    Pero cuando uno se imagina a un neoyorquino de principios de siglo entrando en un taxi de la época, probablemente piensa en el famoso Modelo T. Como primer automóvil económico propulsado por gas, el Modelo T destaca para muchos estadounidenses como el único coche que adornó las calles del siglo XIX, lo cual es un gran error de concepto en la historia de los VE.

READ  Tasas para matricular un coche de alemania

No, cuando un neoyorquino de 1900 abría la puerta de su taxi, era muy probable que se tratara de un vehículo eléctrico.    De hecho, los vehículos eléctricos fueron muy populares en Estados Unidos, ya que los motores de combustión de la época eran demasiado ruidosos y requerían un difícil arranque con manivela.    Aunque sólo duraron unas décadas, los vehículos eléctricos estuvieron bastante extendidos hasta que el Modelo T, más barato y que no requería manivela, cambió las tornas.    Tanto en nuestra memoria colectiva como en el mercado, el Modelo T empujó a los vehículos eléctricos a la oscuridad.

Evolución de los coches eléctricos

Volker Christian Manz es un periodista del motor independiente que escribe sobre movilidad eléctrica. Lleva más de 30 años recopilando información sobre el tema. Su serie de libros en cuatro partes sobre la larga historia de los vehículos eléctricos se publicará en España.

En los primeros tiempos de la movilidad motorizada individual, prevalecía la igualdad de oportunidades para todos los pioneros. Tanto si se inclinaban por los propulsores de vapor como si impulsaban sus vehículos con gas, electricidad o gasolina, pronto quedó claro que el avance triunfal del automóvil no podía detenerse. (La palabra “automóvil” procede del griego antiguo y significa “que se mueve por sí mismo”). Pocos saben que la electromovilidad hunde sus raíces a finales del siglo XIX. En 1881, el francés Gustave Trouvé presentó en París el primer vehículo eléctrico oficialmente reconocido del mundo: el triciclo Trouvé. En aquel momento, aún estaba equipado con pedales. Unas semanas más tarde, los ingenieros ingleses William Edward Ayrton y John Perry construyeron un triciclo eléctrico sin este accionamiento auxiliar.

READ  Toalla de microfibra para coche
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad